VOLVER A NOTICIAS
Generated with Avocode.<Path><Path> Running
07·10·21

Tengo ampollas en los pies ¿y ahora qué?

La aparición de ampollas en los pies es un problema que todos hemos padecido en al menos una ocasión en la vida. Pese a la molestia que suponen, afortunadamente su tratamiento está a tu alcance, al igual que su prevención. En este post te contamos qué recomendaciones puedes seguir para no tener que sufrirlas nunca más. ¡Toma buena nota de ellas!

Ampollas: qué son y por qué aparecen

Las ampollas son esas pequeñas bolsas que se forman en la piel y en las que se acumula líquido transparente o sanguinolento. Aparecen como resultado de un roce que se lleva a cabo de forma repetitiva. Suele producirse, por ejemplo, entre la piel del pie y el calzado o entre distintas superficies cutáneas, como los dedos.

Puede que desconozcas su función. Las ampollas son, en realidad, un mecanismo de defensa de la piel. Su objetivo no es otro que proteger el tejido interior. Por eso, la burbuja surge en la epidermis, en la capa superficial.

Además del referido al roce reiterado, sobre todo como consecuencia del calzado, hay otros motivos que provocan su aparición. De una quemadura solar o de otro tipo al pie de atleta y hongos, pasando por el espolón calcáneo, reacciones alérgicas, enfermedades cutáneas e infecciones.

¿Cómo prevenirlas?

¿Te gustaría saber cómo prevenir las ampollas? A continuación, te ofrecemos una serie de claves para que logres evitar su aparición. Son las siguientes:

  • Apuesta por la hidratación. Para ello, recurre a cremas específicas o productos lubricantes que eviten la aparición de rozaduras. Ese es el caso de la vaselina. Aplícalos en tus pies antes de salir a practicar deporte o a caminar. Si prevés recorrer una distancia de varios kilómetros, no dudes en repetir la operación cada dos o tres horas.
  • Utiliza calcetines. Hazlo en cualquier época del año y sea cual sea la temperatura que se registre. Es otro método muy útil para evitar sufrir ampollas. A la hora de elegirlos, decántate por los confeccionados en materiales técnicos, preferiblemente sin costuras ni apliques.
  • Elige el calzado correcto.A la hora de practicar cualquier modalidad deportiva, escoge el calzado más acorde. No es lo mismo hacer senderismo que running sobre el asfalto. También es importante comprarlo a última hora del día, ya que, a esas horas, los pies están más hinchados después de la actividad diaria. Así podrás comprobar que, por muy hinchados que los puedas tener, tus zapatillas responderán siempre a la perfección. Y no olvides siempre estrenarlas antes de practicar el ejercicio. Es el mejor modo de hacer que se amolde a tus pies antes de hacer una larga caminata o salir a correr.

Tratamiento para las ampollas

Si desconocías hasta este momento como prevenir su aparición y han acabado por hacer acto de presencia, necesitas saber cómo tratar las ampollas. Puedes ocuparte de su cuidado tú mismo.

Comienza por drenarla. A la hora de romper la burbuja, puedes utilizar un alfiler que previamente hayas desinfectado. Limpia la zona convenientemente para favorecer su secado y que la piel pueda regenerarse lo antes posible. Nunca retires la piel que forma la burbuja, ya que función como una forma de protección. Acabará por caerse cuando se haya recuperado.

Solo en los casos que la ampolla tenga un tamaño considerable y haya llegado a reventarse, puede que necesites de la asistencia de un sanitario. Él sabrá cómo evitar que la herida se infecte. Empleará clorhexidina o povidona yodada. También es probable que la cubra con una gasa y recurra a un espadrapo para fijarla.

Ten en cuenta esta serie de recomendaciones para que no vuelvas a tener las temidas ampollas en los pies. Si llegaras a sufrirlas en alguna ocasión, recuerda cómo debes tratarlas para que puedan sanar a la mayor brevedad posible. Dejarán de ser un problema en el futuro.

Promociones

1 seguro = 1 árbol
Plantamos un árbol
por cada nuevo seguro que contrates