20 / 07 / 21

¿Qué son los baños de bosque?

Los baños de bosque se han convertido en la terapia perfecta para resetearnos en tiempos de estrés y de exceso de preocupaciones. Para disfrutar de sus múltiples beneficios solo tienes que dar un paseo por la naturaleza disfrutando de ella con los cinco sentidos y sin prisa. ¿Te animas a hacer la prueba? Puede que te enganches.

Una experiencia sensorial que ayuda al bienestar personal

Esta terapia forestal tiene su origen en la década de los 80 en Japón, donde cerca de dos millones de personas la practican. Se conoce con el nombre de ShinrinYoku, cuyo significado es ‘absorber la atmósfera del bosque’.

Su práctica se traduce en llevar a cabo (o dejarse llevar por) una zambullida en un espacio natural. Se trata de una experiencia sensorial que da lugar a un mayor bienestar y favorece la relajación.

Busca el bosque más próximo a tu casa y recórrelo esforzándote en conectar con él. Olvídate del reloj y disfruta a cada paso del paisaje, de sus sonidos, de sus aromas y de las distintas sensaciones que despierte en ti.

Qué beneficios tiene esta inmersión en la naturaleza

La inmersión en la naturaleza que suponen los rehabilitadores baños de bosque te permitirá sentir de inmediato sus efectos. Estos que hemos reunido a continuación son algunos de los beneficios de esta práctica:

  1. Mantendrás a raya el estrés gracias a la sensación de calma que produce, así como la ansiedad y la posible irritabilidad que padezcas.
  2. Aumentará tu bienestar en todos los niveles.
  3. Notarás cómo tu sistema inmunitario se fortalece.
  4. Sentirás que tu vitalidad va en aumento.
  5. Tu estado de ánimo mejorará, y te sentirás mucho más positivo.
  6. Te aportará una mayor capacidad de concentración, que potenciará tu aprendizaje.
  7. Fomentará tu capacidad creativa.
  8. Tendrás un descanso más reparador, ya que facilita la conciliación del sueño.

Consejos para disfrutarlos

Si te hemos convencido para hacer de estos baños naturales tu nueva terapia favorita, toma nota de los diferentes consejos que hemos recopilado para ti. Te resultarán muy útiles a la hora de darte un chapuzón entre árboles, maleza y otros elementos que convierten cualquier espacio natural en un oasis.

Comienza por hacer una visita a una zona boscosa tranquila y que sea poco frecuentada por otras personas. Una vez en ella, olvídate del reloj y del teléfono móvil. Ya tendrás tiempo de entrar en Facebook y de responder a todos tus correos electrónicos cuando vuelvas a casa.

Deléitate en el silencio. Nada de escuchar música ni hablar con los amigos si has optado por ir acompañado en esta salida. La banda sonora de la experiencia la pone el entorno y es verdaderamente maravillosa.

Vive el momento con los cinco sentidos. Escucha el trinar de los pájaros, aspira el olor a hierba mojada o el aroma de las flores silvestres, contempla el paisaje, siente el sol y la sombra en tu piel, etc. Disfruta de ese instante cargado de magia que estás a punto de vivir.

Si has recurrido a la ayuda de un experto en este tipo de experiencia, deja que él te guíe siguiendo cada una de sus diferentes indicaciones. No tendrás que preocuparte por nada más aparte de lo que sientes.

Cómo has podido descubrir a través de este post, los baños de bosque son más que una tendencia de moda en la actualidad. Se han consolidado como una terapia llena de ventajas. Recurre a ella siempre que necesites mejorar tu salud mental, física e inmunológica.