VOLVER A NOTICIAS
Generated with Avocode.<Path><Path> Running
09·11·21

Consejos para perder peso corriendo

¿Sabías que puedes perder peso corriendo? El running es uno de los deportes más fáciles de compaginar con la vida diaria y además te ayuda a adelgazar. Para demostrarte que tú también puedes hacerlo, vamos a darte varios consejos. ¡Ve poniéndote las zapatillas de correr!

Cómo perder peso corriendo

El running tiene numerosas ventajas frente a otros deportes. Es el mejor complemento a una vida saludable y puedes practicarlo incluso si llevas una vida ajetreada. ¡Nada más reconfortante que salir a correr al amanecer o para desconectar de un duro día de trabajo!

Para ayudarte a conseguir tus metas, vamos a darte varios consejos para adelgazar si sales a correr.

Evita las horas punta

Vamos a comenzar derribando un mito peligroso: sudar no te hará adelgazar más rápido. Lo único que conseguirás será deshidratarte. Por ello, evita salir durante las horas de más calor (principalmente, entre las 12 del mediodía y las 16 de la tarde). Tampoco utilices ropa de manga larga, a no ser que el clima sea muy frío.

Combina varias modalidades

Hacer running es mucho más que correr. La clave es que determines cuál es tu resistencia máxima y adaptes tu exigencia física un poco por encima. Puedes trotar al principio del entrenamiento para calentar y, después, realizar varios sprints para quemar aún más calorías. Entre medias, corre a velocidad normal para no enfriarte.

Trata de salir por la mañana

Si de verdad quieres adelgazar corriendo, sal por la mañana. Diversos estudios han demostrado que las personas que hacen running antes de ir al trabajo logran quemar más calorías. Además, sería ideal si lo hicieras en ayunas, aunque si lo haces, que sean rutas cortas y lleva algo de alimento por si te fallan las fuerzas.

Combínalo con ejercicios de fuerza

Muchas personas relacionan perder peso con el entrenamiento aeróbico. En cierto modo es así, pero deberías saber que los ejercicios de fuerza le darán un impulso a tu progreso. Levantar pesas o hacer calistenia te ayudará a crear músculo, ganar resistencia y quemar grasa.

Sigue una rutina

Al principio, es recomendable que salgas a correr unas tres veces en semana. Posteriormente, puedes aumentar hasta las cuatro o cinco veces, pero deja siempre un día de descanso. Esto es fundamental para que el cuerpo se habitúe a un nuevo estilo de vida y pueda recuperarse correctamente.

No te estanques

Afortunadamente, el cuerpo se adapta rápidamente a los cambios, y el ejercicio es uno de ellos. Sin embargo, esto hace que las sesiones sean cada vez menos efectivas, incluso si corres más kilómetros. Entonces, ¿cuál es la clave? En realidad son tres: varía tu alimentación, investiga zonas nuevas y dale más importancia a los entrenamientos específicos (sprints, cambios de ritmo, subir escaleras, etc.).

Para adelgazar corriendo, duerme y come bien

Dormir y comer pueden ser contraproducentes si no se hacen correctamente. Si te pasas o si te quedas por debajo, tu cuerpo sufrirá las consecuencias antes de que te des cuenta. Por ello, es primordial que duermas unas ocho horas al día para que el metabolismo funcione bien. Además, no relaciones perder peso con comer menos, sino con comer mejor.

Calcula tu ganancia de calorías

Adelgazar es, básicamente, quemar calorías y grasa. Partiendo de esto, es importante que averigües cuántas calorías ingieres diariamente y lleves un régimen adaptado. La idea es que quemes más calorías de las que consumes para que el cuerpo baje de peso, pero siempre sin pasarte.

Como has podido ver, perder peso corriendo requiere hacer un cambio en el estilo de vida que va más allá del propio running. Recuerda que un nuevo hábito suele requerir 21 días para implantarse definitivamente. ¿Estás preparado para ponerte manos a la obra? ¡Ponte las zapatillas y sal a correr!

Promociones

1 seguro = 1 árbol
Plantamos un árbol
por cada nuevo seguro que contrates