VOLVER A NOTICIAS
Generated with Avocode.<Path><Path> Running
21·12·21

Ventajas y consejos para salir a correr en invierno sin pereza

¿Eres capaz de correr en invierno sin pereza? La bajada de las temperaturas puede ser un acicate para calzarte las zapatillas de running y comenzar a entrenar. De hecho, las sensaciones de muchas personas cuando terminan de correr en esta época del año son mejores. ¿Sabes por qué sucede?

Ventajas de correr en invierno

Una vez que has vencido el freno inicial de salir a correr con frío, todo fluye más y mejor que cuando hace calor. A continuación, te mostramos los llamativos beneficios que los runners acostumbrados a estas temperaturas no se cansan de destacar.

1. Sensaciones mejoradas

El sobrecalentamiento es insufrible. Cuando sales a correr con calor, sol radiante y altas temperaturas, no tardas en sentirte incómodo, sofocado y sudoroso.

Sin embargo, cuando lo haces bien equipado en invierno, el ambiente te refresca en tu actividad y te sientes mejor, más capaz y motivado.

2. Paisajes espectaculares

Con niebla, nieve y frío, los escenarios que transitas adquieren una apariencia renovada. ¡Resultan bellísimos! Además, estamos mucho menos acostumbrados a visitarlos así porque solemos quedarnos en casa calentitos. Disfrutarás mucho más explorando y descubriendo estos entornos.

3. Tranquilidad relajante

Los itinerarios están menos transitados y te permite desconectar más. Sumérgete en tus pensamientos y sensaciones con la mente más despejada. ¡Bendito frío!

4. Autoestima incrementada

Tiene algo de superhéroe eso de correr a buen ritmo por espacios preciosos, solitarios y gélidos. Tu moral aumenta zancada tras zancada y, al terminar, te sientes fuerte, capaz y realizado. Es un chute de vitalidad, positividad y autoconfianza muy valioso para tu día a día.

5. Ropa atractiva

Dicen que el hábito no hace al monje, pero este se siente mucho mejor cuando lo lleva. Así nos pasa a los runners. Actualmente hay prendas chulísimas en el mercado que, en invierno, son más necesarias y eficaces: chaquetas, sudaderas, calentadores, guantes, etc. Si de verdad te encanta correr, te apetecerá muchísimo vestirlas. Cuando hace frío, las necesitas sí o sí.

6. Rendimiento mejorado

Lo creas o no, en cuanto te activas, tu cuerpo responde mejor a la ejercitación en los ambientes más fríos. Estás más despierto, motivado y centrado cuando no soportas temperaturas tórridas ni sofocantes rayos solares. Además, con frío, tu propio cuerpo te pide actividad para entrar en calor.

Consejos para hacer running cuando llega el frío

Una cosa es sentir predilección o atracción por correr con bajas temperaturas y otra abandonar la sensatez. Estos consejos te ayudarán a disfrutar más y a practicar este deporte de una manera correcta pese al frío:

 

 

 

  • Planifica. Consulta las previsiones climatológicas y el estado de las zonas por las que vas a salir a correr. En caso de riesgo, cambia la ruta o aplaza la salida.
  • Vístete bien. Elige y luce un conjunto deportivo apropiado. Protégete de los pies a la cabeza, sin renunciar al confort ni a la ligereza. Y ponte rompa seca en cuanto termines.
  • Usa calzado adecuado. Selecciona zapatillas con materiales impermeables, duraderos y que eviten posibles resbalones si el suelo está mojado. De esta manera, no solo evitarás caídas innecesarias o malos apoyos que deriven en lesiones, también mantendrás tus pies secos y calientes.
  • Ponte protector solar. Parece que no vas a quemarte porque hace frío, pero el sol sigue haciendo de las suyas.
  • Adapta la dieta. El frío exigirá a tu cuerpo un mayor esfuerzo para retener el calor. Por eso, necesitarás incorporar alimentos con mayor índice calórico en tus comidas para ayudarle a combatirlo.
  • Hidrátate. Posiblemente, descenderá tu sensación de sed aunque sigas sudando. Oblígate a beber con frecuencia.

Como ves, de ti depende desarrollar el hábito de correr en invierno sin pereza. En cuanto te acostumbres, disfutarás muchísimo al hacerlo y mejorarás tu estado de forma.

Promociones

1 seguro = 1 árbol
Plantamos un árbol
por cada nuevo seguro que contrates