VOLVER A NOTICIAS
Generated with Avocode.<Path><Path> Wellness
18·03·21

Deporte con tus hijos: más felices y más unidos

El deporte tiene una innumerable lista de beneficios físicos y mentales. ¿Por qué no compartirlos con toda la familia? En las siguientes líneas te mostraremos distintos beneficios de hacer ejercicio con los más jóvenes de la casa. Además, te explicaremos qué efectos tienen para ellos, qué hábitos les estás inculcando y te proporcionaremos distintas ideas para ponerlo en práctica.

Hacer deporte con hijos, una opción genial

El deporte en familia no tiene por qué reducirse a nadar en la playa en verano o a hacer esquí cuando nieva. El ejercicio diario o semanal es una de las mejores formas de potenciar los vínculos con tus pequeños.

A continuación te damos a conocer los beneficios de hacer deporte con tus hijos.

1. Se crea un equipo

Solo piénsalo: toda la familia unida, entrenando, compartiendo dificultades y alcanzando objetivos. La escena es de película de Hollywood y, nuevamente, el deporte se vuelve a configurar como la base para tener una mejor vida. Desde el punto de vista psicológico, se comparten sentimientos, frustraciones y motivaciones.

2. Se adoptan nuevas formas de entretenimiento

Hoy en día, la mayoría de planes familiares habituales pasa por ver la tele o sentarse juntos a la hora de comer. Estadísticamente, cada vez se dedican menos horas a estar con la familia. Por eso entrenar os permitirá disfrutar de un rato familiar, priorizando el ejercicio físico y desterrando el sedentarismo.

3. Mejora el bienestar familiar

No nos equivocamos si afirmamos que lo más importante para ti es el bienestar de tu familia. El deporte tiene una cantidad tan grande de beneficios en este sentido que no podríamos recogerlos todos aquí. ¡Imagínate lo que fortalecería vuestra salud una hora diaria de ejercicio físico!

¿Qué beneficios tiene para los niños?

Ya hemos comentado algunos efectos positivos de entrenar en familia. Ahora te mostraremos las ventajas específicas para los más pequeños.

Se potencia la relación entre deporte y familia

Cuando alcanzan la adolescencia, muchos jóvenes tienden a pasar menos tiempo con sus familias. Si, desde que son pequeños, entienden que el deporte también puede hacerse con sus padres y hermanos, esta se convertirá en una costumbre consolidada. Así, siempre habrá un hobby conjunto para todos. Imagínate, cuando ya sean mayores tus hijos, que os reunáis cada año para correr una carrera popular juntos. ¡Puede convertirse en vuestra tradición!

Se fortalece el espíritu de superación

Con esto nos referimos a que los pequeños comprenderán que todo en la vida conlleva esfuerzo. Al igual que el deporte, el crecimiento de un niño está lleno de etapas buenas y malas. Nada como la conexión entre deporte y familia para que tus hijos aprendan a superar las dificultades y que, con esfuerzo, todo es alcanzable.

Es ideal para la educación

El deporte está muy presente en la vida de los niños. Desde tempranas edades, tienen asignaturas de educación física en el colegio, que trata de inculcarles buenos hábitos. A través del ejercicio puedes reforzar muchos valores, como la motivación, la actitud o el no rendirse nunca. Además, aprenderán a llevar una vida saludable, dando importancia al ejercicio sin olvidar la buena alimentación.

Ideas para hacer deporte en familia

A estas alturas, probablemente estés más convencido para entrenar con tus hijos. Si quieres que todo salga bien, es necesario que tengas un pequeño plan que les resulte atractivo. Vamos a proporcionarte distintos consejos e ideas para hacer deporte.

1. Pregúntales sus preferencias

Es necesario que haya un clima positivo. En este aspecto es fundamental que todos estén realizando un deporte que les guste, y nadie se sienta obligado. Intentad buscar una actividad en común, o dedicad un día a la preferencia de cada miembro de la familia.

2. Crea una rutina

Teniendo en cuenta los horarios de todos, crea una rutina que os resulte cómoda. Podéis entrenar por las tardes después de las clases y el trabajo, o dedicar la mañana de los fines de semana. Ten en cuenta que probablemente sea necesario cambiar algún plan cuando ya haya comenzado. Si os sentís muy cansados, pensad en dejar uno o dos días de relax.

3. Sal al aire libre

El mejor lugar para entrenar de tu casa posiblemente sea el jardín o la terraza. Sin embargo, hacer ejercicio al aire libre también puede ser una idea fantástica. Así tus hijos aprenderán a desenvolverse en la ciudad, y fomentarás el contacto con la naturaleza. Una buena práctica para el exterior es el running en familia.

4. Plantea nuevos deportes

Además de salir a correr, jugar al tenis o ir a nadar, ¿qué tal si apostáis por nuevas disciplinas? Cuando llevéis un par de semanas de rutina física, puedes sorprender a tu familia comprando unos patines o alquilando bicis, por ejemplo. También puede que te interesen otras ideas, como ir al rocódromo, al minigolf o hacer un curso de surf.

En definitiva, hacer deporte en familia es una idea genial para potenciar los vínculos, optimizar su educación y pasar buenos momentos juntos. Ahora que conoces las ventajas y tienes algunas ideas, ¡reunión familiar y manos a la obra!

Promociones

1 seguro = 1 árbol
Plantamos un árbol
por cada nuevo seguro que contrates