08 / 04 / 21

5 deportistas profesionales que son veganos

¿Estás pensando en cambiar tu alimentación, pero temes que tu rendimiento deportivo disminuya? Los deportistas veganos son la prueba de que establecer nuevos hábitos nutricionales no te pasará factura. Si ellos han podido conquistar importantes triunfos combinando veganismo y deporte, ¡tú también podrás seguir con tus rutinas de entrenamiento!

Cinco deportistas veganos reconocidos

Tal vez lo desconozcas, pero son muchos los deportistas de prestigio internacional que han tomado la decisión de ser veganos… Y lo han hecho tanto por salud como por mejorar sus marcas. Sus casos te servirán de ejemplo, y si quieres cambiar tu alimentación, gracias a ellos ya no tendrás excusas. En muchos casos no se trata solo de una dieta, sino de una filosofía de vida seguida por estos deportistas de gran éxito.

1. Lewis Hamilton

Abrazar el veganismo se tradujo en un cambio de vida para el que fuera seis veces campeón de Fórmula 1. Lewis Hamilton decidió, pasados los treinta años de edad, renunciar en su alimentación a los productos de origen animal. Desde entonces el piloto asegura sentirse mejor que nunca, tan sano como limpio.

Como consecuencia, su físico ha cambiado radicalmente: su grasa corporal ha disminuido, al tiempo que sus músculos se han ido definiendo. Con su decisión desea, además de mejorar su salud y sus resultados deportivos, ayudar al planeta.

2. Venus Williams

Esta tenista cuenta con siete títulos individuales de Grand Slam y cerca de medio centenar en torneos de la WTF. En 2011 le diagnosticaron una enfermedad autoinmune denominada síndrome de Sjögren, que afecta las glándulas que producen humedad en el cuerpo, como ocurre en los ojos y la garganta.

Fue entonces cuando optó por un cambio de rumbo en su existencia. Pasó a basar su nutrición en alimentos vegetales crudos. Con esto, su objetivo no era otro que cuidar de su salud y mejorar su rendimiento deportivo. ¡Y vaya que si lo logró! Hoy en día continúa en activo y, lo más importante, en primera fila.

3. James Wilks

El ex luchador británico de artes marciales mixtas sufrió en 2011 una lesión que le obligó a hacer una pausa en su carrera y a cambiar su alimentación de forma radical. Esta había afectado a sus ligamentos, así que Wilks investigó cómo acelerar su recuperación. La solución parecía estar en alimentarse de plantas y semillas, como aseguraban varios artículos firmados por expertos.

Los efectos no se hicieron esperar: no solo aumentó su resistencia, sino que también mejoró su rapidez y energía. La recuperación, como esperaba, se produjo de forma más rápida.

4. Novak Djokovic

Adoptó una dieta sin gluten en 2011, el mismo año en que se convirtió en número uno del tenis mundial. El deportista de origen serbio se pasó unos años más tarde a una dieta completamente vegana, dispuesto a mejorar su salud. También aspiraba así a mejorar sus rendimientos en la pista.

Su carrera como tenista continuó brillando; de hecho, protagonizó importantes gestas. Está convencido de que a esos éxitos contribuyó la dieta que sigue en la actualidad. La comparte con quienes visitan a diario el restaurante que abrió en 2016, junto a su esposa, en Montecarlo.

5. Fiona Oakes

La ultrafondista británica sigue una alimentación vegana desde que tenía solo seis años de edad. Durante su trayectoria ha conseguido destacados triunfos, que le han valido el sobrenombre de la reina de los extremos. Y no es de extrañar, ya que se ha enfrentado a condiciones límite: del calor del Sáhara al frío helador de la Antártida.

Es una leyenda viva del deporte, que también se destaca por su amor por los animales. En ese sentido, ha creado un santuario en el que cuida de centenares de ejemplares rescatados.

Nutrición deportiva: qué es el veganismo y cómo mejora nuestro rendimiento

El veganismo es mucho más que un modo de alimentación que rechaza ingerir productos de origen animal. Es toda una filosofía, que niega la necesidad de utilizar a los animales como transporte, mercancía, etcétera.

Y, efectivamente, veganismo y deporte no son incompatibles. Una dieta vegana llevada a la práctica de forma correcta no solo no reducirá tu rendimiento, sino que puede incrementarlo. Entre sus beneficios se halla el poder prevenir ciertas enfermedades, además de mejorar su tratamiento. Así lo asegura la Asociación Americana de Dietética.

También podría atenuar el nivel de estrés oxidativo, un proceso dañino que acelera el envejecimiento de las células y su muerte, y que se vincula a los entrenamientos y a las competiciones propias del deporte de élite. Reduce, igualmente, los factores de riesgo coronario, según un estudio realizado por Nieman DC.

La clave se encuentra en el equilibrio. Para ello es imprescindible recurrir a la planificación y estructuración de la dieta, evitando carencias en la nutrición deportiva. El asesoramiento de un experto en la materia puede suponer la solución a estos problemas.

Como has podido comprobar, los deportistas veganos no han sufrido ningún revés en sus carreras. ¡Todo lo contrario! Así que si te estás planteando seguir esta dieta no dudes en hacer la prueba y descubrirás cómo no te fallan las fuerzas.